• Creando Puentes

Aprender a pensar a través del pensamiento crítico


Una de las habilidades mas importantesen el mundo actual es la capacidad de pensar, comprender, y actuar sobre la información de manera efectiva y responsable. Un pensador crítico formula preguntas esenciales, recoge y evalúa información relevante, llega a conclusiones razonadas, y se comunica efectivamente para ofrecer soluciones prácticas a problemas complejos.


El pensamiento crítico implica formar un criterio que permite libertad y autonomía. En un mundo en el que los medios sociales parecen dictar nuestra forma de pensar y actuar, la clave no está en tener la razón, sino en tener en cuenta todas las posibilidades, escuchando las diferentes opciones para impedir que nuestros prejuicios sesguen nuestras decisiones.


Cultivar el pensamiento nos ayuda a tomar decisiones meditadas, resolver problemas con

eficacia y disfrutar toda una vida de aprendizaje. En todos los ámbitos se tiene en cuenta y se valora el pensamiento crítico. En el trabajo, los empleadores consideran que el mismo, es uno de los principales requisitos donde la responsabilidad de cada uno de los integrantes del equipo hace que el conjunto trabaje con una mayor eficacia.


El problema surge cuando por diversas circunstancias no desarrollamos tal pensamiento.

Yuval Noah Harari, investigador y autor de Sapiens, explica claramente los desafíos y

beneficios que trae el momento histórico en el que nos encontramos: “Google Maps o Waze. Por un lado, amplifican la capacidad humana: podemos llegar al destino de forma más rápida y sencilla. Pero al mismo tiempo, le estamos dando la autoridad al algoritmo.” No nos permitimos pensar, tomar decisiones, evaluar opciones para elegir, y así perdemos la capacidad de elegir por nosotros mismos qué camino tomar.


Este pensamiento es el de los interrogantes: ¿por qué las cosas son así?, ¿por qué las cosas

no pueden ser de otro modo?, ¿por qué alguien puede querer que las cosas sean así? Es la

estructura básica del método mayéutica de Sócrates. Según Sócrates , no se trata tanto de aprender por aprender y acumular saberes, sino de poner críticamente en tela de juicio lo que se sabe e ir construyendo la verdad (Sócrates 430 - 399, a.C.).


¿Cómo cultivar el pensamiento?

o Alimentar la disposición para pensar : explorar, indagar, profundizar en nuevas

ideas, ser curioso, cuestionador, razonador.


o Usar la metacognición: ¿qué aprendí?, ¿cómo lo aprendí? , ¿Para qué me sirvió, eso

que aprendí? ¿en que otras ocasiones puedo aplicarlo?.


o Transferir nuevos conceptos a otros contextos.


o Invitar a hacer conjeturas, que construyan explicaciones, haciendo interpretaciones,

conexiones, predicciones.


o Ofrecer un tiempo y un espacio para el pensamiento, donde solemos estar ocupados

con varias tareas, encontrar un rato en el que la mente se focalice solo en una cosa:

pensar. Establecer un momento del día para pensar de forma reflexiva, siendo

conscientes de lo que está pasando por la mente. Es importante para crear un hábito y

adquirir práctica.


o Promover la curiosidad, Animar al equipo a realizar nuevos descubrimientos,

proponer actividades que inciten a la curiosidad y al conocimiento.


o La indagación es el aliado del pensamiento crítico: ¿qué opinas? ¿Porqué? ¿cómo

lo sabes? ¿por qué? ¿En qué te basas para? La pregunta es la llave de la reflexión. No

se trata tanto de aprender por aprender y acumular saberes, sino de poner críticamente

en tela de juicio lo que se sabe e ir construyendo la verdad.


o Fomentar la argumentación sobre las opiniones, porque la eligió, que lo lleva a pensar

que esa es la mejor, cuales podrían ser las consecuencias de no tomar tu opción

elegida.


En síntesis, podría decirse que lo característico del pensamiento crítico es que se trata de un

pensamiento orientado a la comprensión y resolución de problemas, a la evaluación de

alternativas y a la toma de decisiones. El pensamiento crítico implica comprender, evaluar y

resolver. Implica la autoevaluación, pensar acerca del pensamiento (metapensamiento) y estar seguro de no pasar, sin fundamento suficiente, a conclusiones.



Como líderes educativos los invitamos a educar en el pensamiento crítco como una forma de pensar, de evaluar y de hacer.

© CREANDO PUENTES 2020